Información general

Por lo general, salvo en caso de exención, los ciudadanos extranjeros necesitan un visado para entrar en Francia. El visado debe solicitarse antes de la salida en la embajada o en el consulado de Francia con competencia en el país de presentación de la solicitud (normalmente el país de residencia):

El tipo de visado requerido depende de la duración y de los motivos de la estancia. turismo, motivos profesionales, estudios, motivos familiares.


Para estancias inferiores o iguales a 90 días

Las reglas aplicables a los visados de corta duración difieren en función del territorio de Francia al que quiera viajar:

  • En el caso del territorio europeo, Francia aplica las reglas del espacio Schengen y expide un visado uniforme de corta duración Schengen;
  • En el caso de los territorios no europeos, Francia expide visados nacionales de corta duración;
  • Si realiza un tránsito en un aeropuerto francés sin salir de la zona denominada «internacional», verifique si está usted sujeto a la expedición de un visado «A» de tránsito aeroportuario.

Para estancias superiores a 90 días

Se trata de un visado adaptado a la duración y a los motivos de la estancia.

Las reglas aplicables a los visados de larga duración se definen en el código relativo a la entrada y estancia de los extranjeros y al derecho de asilo  (disponible solo en francés).